quim-civit-arquitecto-civit-studio-foto-destacada
Quim Civit – Entusiasmo arquitectónico a escala internacional.
Dirección de Arte, Fotografía, Storytelling

Al frente de Civit Studio, Quim dibujó la casa de sus sueños con tan solo 11 años. Sin ser consciente, la arquitectura había sembrado en su interior. El fruto: proyectos de gran envergadura a nivel internacional y con una emotiva efervescencia transversal.

Háblanos de tus primeros años como arquitecto
Cuando la mayoría de los arquitectos describen sus primeros años, hablan de los despachos donde trabajaron, sus mentores, etc. En mi caso, fue justo al revés. Se podría decir que empecé la casa por el tejado. Recuerdo que me desaconsejaban montar mi propio estudio tan temprano, con solo 25 años, pero siempre he sido alguien de ideas claras y me pregunté: ¿Por qué esperar a tener 40 años para cumplir mis sueños? Me sentía preparado. El mayor riesgo era si iría recibiendo más encargos, si había suficiente agua en la piscina como para saltar de cabeza. Pero, ¡Lo hice y estoy muy contento!

¿Cómo era el primer Civit Studio?
Dividí el pequeño piso en el que vivía en dos espacios, uno como vivienda y otro como estudio donde recibir clientes y trabajar. Funcionó. Seguí recibiendo encargos, y poco a poco fui creando lo que hoy es Civit Studio.

¿Qué crees que diferencia Civit Studio de otros despachos?
Escuchamos, no imponemos. Asimismo, consideramos que la finalidad de la arquitectura son las personas y no la empresa, abrazando la diversidad. Por ello es muy importante que un arquitecto tenga otras habilidades que nada tienen que ver con su profesión, como la psicología. Hay que situarse en la mente del cliente y, así, diseñar a partir de las emociones.

quim-civit-arquitecto-civit-studio-01
quim-civit-arquitecto-civit-studio-02

Tu imagen gráfica ha sido diseñada por Mario Eskenazi, uno de los diseñadores de más prestigio en España y Latinoamérica.
Trabajar con Mario ha sido una de las mejores decisiones que he tomado. No solo porque es un grandísimo profesional, sino también por su humildad y cercanía teniendo en cuenta el reconocimiento que tiene. Mi vínculo con él viene de lejos. Mi padre tenía una empresa y trabajó con él en varios proyectos. Fue tal la química entre ambos que mi padre tuvo clarísima su colaboración con mi estudio. Eskenazi, además de ser uno de los mejores publicistas y diseñadores gráficos a día de hoy, es arquitecto. ¿Quién mejor pues para diseñar mi imagen gráfica?

Con tan solo 32 años has llevado a cabo proyectos incluso en Senegal. ¿Cómo empezó esa aventura?
Se podría decir que la aventura de Civit Studio nace en Senegal. Todo comenzó con un primer encargo justo al salir de la Universidad, que consistía en proyectar 115 villas sociales en la ciudad de Dakar. Lo que podía parecer un proyecto aislado se convirtió en uno de los principales motivos por los cuales hoy en día existe Civit Studio. Desde entonces hemos proyectado más de mil viviendas en Senegal.

quim-civit-arquitecto-civit-studio-04

¿Cómo lograste el apoyo de una promotora para crear en Senegal desde el Rufisque social housing a las villas Sangalkam, entre otras?
El mérito está más en conseguir la confianza para el primer proyecto que para los posteriores. Al final, la arquitectura es como un pez que se muerde la cola, nadie te dejará construir un edificio hasta que tengas uno construido, ni un hospital hasta que hayas construido un hospital, ni un aeropuerto hasta que hayas hecho un aeropuerto… y así continuamente. Lo complicado es conseguir primeras oportunidades, y, por tanto, es indispensable dar el máximo desde el primer minuto.

También estuviste en Río de Janeiro, participando en la reestructuración de favelas. ¿Qué te llevó hasta Brasil y qué valoras más de esa experiencia?
Salir de Barcelona, vivir en otras ciudades, hablar otro idioma… Me enamoré de la arquitectura brasileña y eso despertó mi curiosidad para seguir investigando y aprendiendo. Fue cuando me convertí en la persona que soy. Llegué a Brasil a través del programa de intercambio de la Universidad. Me fascinó la cultura del país y decidí alargar mi etapa ahí para colaborar en la reestructuración de favelas dentro del plan urbanístico presentado para las Olimpiadas de Rio de Janeiro 2016.

quim-civit-arquitecto-civit-studio-05
quim-civit-arquitecto-civit-studio-06

¿Qué te atrajo de la arquitectura social?
La manera de habitar en las favelas, donde el concepto de casa es literalmente un techo, ya que todas las puertas están completamente abiertas y la gente cruza de un lado a otro atravesando casas ajenas. Esto me pareció mucho más interesante como concepto para estudiar y proyectar que la arquitectura imperante entre quienes tienen abundancia de recursos en Brasil.

¿Y de la arquitectura nipona?
Hace diez años, todavía estudiando, me propusieron colaborar en un proyecto conceptual en el que los espacios de una vivienda se modificaban automáticamente en función del uso puntual que se hacía de ella. Los tabiques se desplazaban a través de unas guías y un sofisticado software de inteligencia artificial identificaba qué estaba sucediendo en el interior de la vivienda y se adaptaba. Por ejemplo, aumentando el espacio de salón en un momento de reunión social, a cambio de absorber parte del dormitorio y de la cocina.

quim-civit-arquitecto-civit-studio

Tus últimos proyectos parten de pocas referencias previas ¿Cómo afrontas el futuro de la arquitectura?
Como estudio de arquitectura, nos encantan este tipo de proyectos con los que contamos con poquísimos antecedentes en los que inspirarse. Todo nace desde el ingenio. Un ejemplo son las llamadas dark kitchens, un fenómeno que ha surgido con fuerza a raíz de la pandemia de la covid-19. Son cocinas que podrían ser parecidas a las de los restaurantes, pero mucho más optimizadas y con espacios destinados a trabajos que en un restaurante convencional no existen, como la zona final de empaquetado y entrega. Desde que se recibe un pedido, solo hay 7 minutos de margen hasta que se transporta. No se puede dejar nada a la improvisación. La cadena tiene que ser perfecta. La arquitectura siempre ha sido y será un reflejo de la sociedad, pero ahora más que nunca hemos de ser capaces de reinventarnos. Implementar herramientas que permitan experiencias inmersivas, como por ejemplo la realidad virtual, será indispensable en toda construcción y ¡Eso me apasiona!

quim-civit-arquitecto-civit-studio

Queremos agradecer a Quim Civit el tiempo que nos ha dedicado para poder realizar esta entrevista. Podréis conocer más acerca de su trabajo visitando civitstudio.com