HISTORIAS
Max Enrich – Diseño, estética e identidad.

De pequeño, Max Enrich le decía a su madre que de mayor inventaría una silla de tres patas. Esa insaciable curiosidad fue la semilla de lo que hoy son sus creaciones: muebles en los que el diseño va a la par de una estética muy definida. Enrich nos recibió en su casa, decorada con libros y piezas vanguardistas, como la silla Rietveld o la 14 de Thonet, y cuadros de Brossa y Barceló, para contarnos su pasión por el mundo del mobiliario y su constante búsqueda de soluciones a cualquier espacio.

 

 

max-enrich-diseño-estetica-e-identidad-entrevista-slowkind-01

 

¿Qué te llevó a dejar la arquitectura y empezar a estudiar Diseño Industrial?
De joven suponía que ser arquitecto era ocuparse de diseñar salones, idear qué ocuparía esos espacios, proyectar casas en todo su conjunto… Tras dos años me encontré con que la carrera estaba demasiado enfocada a las grandes estructuras, al megaurbanismo, sin hacer prácticamente hincapié en lo que supone un hogar. Fue entonces cuando tomé una mayor conciencia de lo que quería hacer en un futuro y descubrí la profesión de diseñador industrial, que permite trabajar a una escala más humana y más cercana.

¿Qué te parece crucial para dedicarse al Diseño de producto?
Con el paso del tiempo, me he dado cuenta de que los estudios no son lo fundamental, aunque sin duda ofrecen un conocimiento importantísimo, sino que todo pivota entorno al sentimiento. Cuando diseñas, lo sientes o no lo sientes. Uno puede estudiar carpintería y diseñar muebles, o estudiar otra cosa y diseñar muebles. Es más, las técnicas las aprendes de verdad cuando te enfrentas a tu primer diseño, a tu primera creación.

 

max-enrich-diseño-estetica-e-identidad-entrevista-slowkind-02

 

¿Cuál fue el primer mueble que lanzaste al mercado?
Las mesas Stabile. Al terminar mis estudios ya conocía a artesanos del sector y pensé: ya que voy al herrero y el proceso va a implicar unos determinados costes, ¿por qué en vez de una sola mesa no hago también dos variaciones de la misma? Así que lancé tres muebles a la vez. Fue el primer producto que autoedité y, como me sentía seguro de esas formas, me lancé al vacío y de primeras hice diez, sin saber si se iban a vender o no. Las enseñé a los dueños de la tienda OX MOBILIARI en la calle Séneca de Barcelona y me dieron su total apoyo. Es crucial saber explicar bien tu visión a todos los niveles.

¿Qué prima en tus creaciones, la funcionalidad o la estética?
Obviamente prima la estética, pero la utilidad nunca queda de lado. Suelo desafiar al uso convencional con un atrevimiento geométrico. La funcionalidad pura y dura no es el leitmotiv de mis piezas, aunque son objetos que no huyen de la usabilidad. Será la que quiera otorgarle su propietario. En el sector hay grandes empresas que producen muebles primando su función práctica y que deben seguir normativas estrictas al respecto, mientras que yo tengo la suerte de poder diseñar muebles sin seguir estas especificaciones legales.

 

max-enrich-diseño-estetica-e-identidad-entrevista-slowkind-03

 

max-enrich-diseño-estetica-e-identidad-entrevista-slowkind-04

 

En este sector, tienes siempre muy en cuenta la ética, la “huella” que dejan tus trabajos. ¿Nos cuentas algo acerca de ello?
Trabajo con materiales a los que yo llamo reales, como el hierro, el cristal o la madera. El plástico, por ejemplo, me resulta muy artificial y requiere unos procesos industriales que lo hacen todavía más lejano a lo que busco con mi trabajo. No es solo una cuestión medioambiental, que tengo presente, es incluso una imposibilidad por sus condiciones de producción en relación a mis creaciones. Prefiero emplear materiales que se adaptan más a mis ideas originales y con los que trabajan los artesanos que desarrollan mis productos. A ello le sumo mi reflexión personal tras el lanzamiento de un producto: estoy transformando un producto de la naturaleza en algo que, en teoría, va a durar toda la vida. ¿Qué implica esto?

¿Nos pones un ejemplo?
La piedra. Cuando trabajo con ella busco algo sencillo. Estamos extrayendo un material de una cantera y, si no vamos con cuidado, la huella que dejaremos en la naturaleza es de altísimo impacto ambiental. ¿Destrozar una montaña para hacer una mesa? Intento que no haya desechos o efectos colaterales innecesarios cuando opto por un material. Antes que nada, soy realista y consciente de lo que hago.

 

max-enrich-diseño-estetica-e-identidad-entrevista-slowkind-05

 

max-enrich-diseño-estetica-e-identidad-entrevista-slowkind-06

 

¿Cómo nace en tu interior esa necesidad de crear una pieza?
Nace de estar observando objetos sin cesar. Ves detalles en el interior de un coche en el que no habías subido nunca y piensas en una alternativa que consideras mejor, o te das cuenta que esa solución la puedes aplicar a un proyecto en el que estás trabajando. Así fluyen las ideas.

¿En qué sentido empleas el dibujo como herramienta?
El dibujo es un reflejo de la mente. Todo lo que busco plasmar, existe ya en mi cabeza. Tanto es así que, a veces, cuando esa idea empieza a tomar forma, la descarto, temporalmente o definitivamente, porque no es lo que yo buscaba expresar. El dibujo es necesario, tanto para un cliente como para un proveedor, pero ese dibujo va acompañado de unas palabras orales o escritas. Es muy importante, a la hora de diseñar, hablar de tu trabajo, saber venderlo y defenderlo.

¿Vas a los talleres de tus proveedores?
Tengo la gran suerte de haberme ganado la confianza de muchos artesanos que me dejan estar en sus talleres. Es más, los detalles importantes, como la proporción humana y respecto al resto del espacio se definen muchísimo mejor si uno está presente en el taller. Asimismo, estás a tiempo de hacer cambios si fuese necesario. Principalmente lo considero crucial porque tomas conciencia de la dimensión real de tu idea original, algo que un ordenador no te puede ofrecer.

 

max-enrich-diseño-estetica-e-identidad-entrevista-slowkind-07

 

max-enrich-diseño-estetica-e-identidad-entrevista-slowkind-08

 

¿Artesanía entendida como creación de algo único, producción limitada o producción en serie?
Depende del proyecto. Hay algunos que por su idiosincrasia serán seriados o serán únicos. Si es algo creado prácticamente en exclusiva para un proyecto en concreto, no lo produciré de nuevo. En cambio, en productos de autoedición, voy poco a poco haciendo más piezas hasta que se agotan. Me gusta que la materialización sea única porque significa que es fruto de una idea y ello me permite tener tiempo para poner en marcha otra… Lo que me apasiona es darle solución a mis constantes ideas.

Ya que diseñas mobiliario, ¿te ves en un futuro decantándote hacia el mundo del Diseño de interiores o tienes claro tu fidelidad al producto?
Me gustaría. A veces me resulta incómodo que un cliente me llame cuando ya tiene su piso prácticamente terminado y solo busca una solución para una esquina. Me encanta poder ayudar y dar solución a una escala mayor que la de un producto por si solo. Eso sí, si trabajase como diseñador de Interiores lo haría con mi mujer, Diana. Por ejemplo, la reforma de este piso la he hecho con ella. Yo encuentro un porqué a las cosas y sé resolverlas pero… ¡Ella las ve! Además de mi pareja es mi socia al fin y al cabo.

 

max-enrich-diseño-estetica-e-identidad-entrevista-slowkind-09

 

max-enrich-diseño-estetica-e-identidad-entrevista-slowkind-10

 

¿Cómo nació la colaboración con Curated by?
Llegué a Albert, que era quien llevaba el proyecto, en una relación diseñador-cliente: me encargó una mesa para su casa. Conocía a su hermano y eso facilitó las cosas. Quedamos, hice el proyecto y con el tiempo he pasado a formar parte de Curated By. Básicamente me ocupo del desarrollo de producto, pero en el día a día somos dos. Ahora, por ejemplo, vendemos 4 de las 40 jarras distintas de cristal que diseñé para los invitados de mi boda en la tienda online de Curated by. Cuando se acaben, darán pie a otras creaciones, que es lo que mueve mi día a día. Todavía no he diseñado mi silla de tres patas, pero todo llegará y será bienvenida.

 

max-enrich-diseño-estetica-e-identidad-entrevista-slowkind-11

 

 

Queremos agradecer a Max Enrich y a Bilma el tiempo que nos han dedicado apara poder realizar esta entrevista. Para saber más sobre su trabajo podéis visitar maxenrich.com

Share Post