HISTORIAS
Georgina Millet – Pasión analógica: cuanto más natural más auténtico.

Los instantes decisivos, en palabras del gran Cartier-Bresson, no se capturan sin tener esa capacidad de percibir una imagen única, sin una voluntad de transgredir, de intuir. Georgina Millet, fotógrafa y diseñadora, apuesta en múltiples ocasiones por el formato analógico. Así, al igual que con su marca de correas de cámaras fotográficas de estampados limitados, demuestra su potencial para evidenciar que la magia está en el sentimiento y en compartirlo.

 

georgina-millet-gmillet straps fotografa slowkind-entrevista-

 

¿Cómo te iniciaste en el mundo de la fotografía?
Tengo la suerte de que a mi madre le fascina el mundo de la fotografía. Me acuerdo que cuando yo era muy pequeña nos sacaba un montón de fotos a mi y mis hermanos. Era su hobby. Fue así que, por mi espíritu curioso, empecé a tomar mis propias imágenes.

¿Cuándo se materializó esa pasión?
Yo era esa típica niña que cuando se iba de colonias volvía con un montón de fotos. Más tarde, a los 16 años me fui a un campamento a Boston (USA) y en la escuela donde estábamos había un departamento de arte. Podías hacer joyería, pintura… y, evidentemente, fotografía, clases a las que acudí un montón de veces. Se trataba de aprender los pormenores de la fotografía analógica. A partir de entonces la pasión por capturar instantes ha ido creciendo dentro de mi.

¿Estudiaste fotografía?
En aquel momento dudaba mucho, porque también me apasionaba el mundo de la moda y no tenía claro que estudios serían los más acertados. De hecho, antes de decidir que carrera emprender empecé un blog donde colgaba fotos que tomaba de mis amigas. Creaba un concepto, las vestía con mi ropa, la suya o la de mi madre, y hacía una especie de shooting. ¡Era muy divertido! A partir de ahí tuve más claro el camino a seguir.

 

georgina-millet-fotografa directora de creativa slowkind-entrevista-01

 

georgina-millet-fotografa directora de creativa slowkind-entrevista-02

 

¿Uniste entonces moda y fotografía?
Totalmente. En esos momentos tuve claro que la Dirección de Arte era lo que más me atraía. Ahora bien, lo mío era y es más bien una voluntad de abarcar todo el proceso, desde buscar la modelo y el set, a ser yo misma la estilista, tomar las fotos y crear la serpentina de la editorial o reportaje.

¿Cuál fue tu primera experiencia profesional?
Estudié Diseño Gráfico y Fotografía y luego hice un máster en Comunicación de moda en el Istituto Europeo di Design (IED) en Madrid. De ahí hice prácticas de estilismo en Vogue, coordinada por la gran Marieta Torres. Fue precisamente donde más aprendí.

Trabajas mucho con una cámara analógica.
Sí, aunque conozco los programas de retoque fotográfico, soy más partidaria de controlar a priori todos los factores que influyen en cualquier instantánea que retocarlos posteriormente. Es obvio que en empresas de moda como Brownie para la que trabajo, haya profesionales del retoque. Sin embargo, a mi me gusta cada vez más la belleza en su estado más puro. Cuanto más natural más auténtico.

 

georgina-millet-fotografa directora de creativa slowkind-entrevista-03

 

georgina-millet-fotografa directora de creativa slowkind-entrevista-04

 

Cada vez más las empresas, especialmente en temas de diseño, desconfían de lo analógico y prefieren imágenes digitales. ¿Qué opinas de ello?
Es así. En el formato analógico hay un factor superior de riesgo y entiendo que no se puede depender de un carrete que salga defectuoso. Lo que hago es combinar los dos tipos de fotografía y mando las imágenes en ambos formatos. A veces me compran también las analógicas y si no es así son parte de mi trayectoria personal.

¿Contemplas la improvisación en tus trabajos con modelos?
Sí, creo que es muy importante. Aunque ya lo lleve todo planeado y tenga una idea muy clara, siempre ocurren circunstancias que hacen que tengas que improvisar.

¿Estás también adentrándote en el mundo del interiorismo?
Así es, mi pareja poco a poco me está ayudando a introducirme en esta otra faceta. Me encanta trabajar con proyectos independientes, como el que he realizado para Gang and the Wool, que acaba de aparecer en Vogue Living y otras firmas con una filosofía particular. Eso sí, sin dejar de lado el mundo de la moda.

 

georgina-millet-fotografa directora de creativa slowkind-entrevista-05

 

georgina-millet-fotografa directora de creativa slowkind-entrevista-06

 

Tienes una marca de correas para cámaras de fotos, gmilletstraps.com. ¿Cómo nació la idea?
Todo empezó porque me fui de viaje a México y ahí me compré un cinturón de su típica indumentaria y me lo puse en la cámara. De repente empecé a recibir mensajes diciendo “me encanta tu correa” y que si se podían adquirir. Al cabo de poco me fui a la India y volví con varios tejidos. Con una colaboradora, que sabe un montón de patronaje y trabaja también con piel, desarrollamos el proyecto. Son ediciones limitadas. Ahora incluso vendemos la correa junto a un bolso también fruto de un dibujo mío.

 

georgina-millet-fotografa directora de creativa slowkind-entrevista-07

 

georgina-millet-fotografa directora de creativa slowkind-entrevista-08

 

¿Futuros retos?
Acabo de lanzar una colección de biquinis con CAMILA CTG. Juntas hemos creado una mini cápsula inspirada en los años setenta.

 

georgina-millet-fotografa directora de creativa slowkind-entrevista-09

 

Queremos agradecer a Georgina Millet el tiempo que nos ha dedicado para poder realizar esta entrevista. Si queréis saber más sobre su trabajo como fotógrafa podéis visitar thegmillet.com, y encontrar sus correas en @gmillet_straps.

Share Post