Fondation Maeght – Saint Paul de Vence
Fotografía, Storytelling

Algunos de los nombres más relevantes del arte europeo del siglo XX tales como Georges Braque, Joan Miró y Alberto Giacometti, unieron sus fuerzas para apoyar la creación de la Fondation Maeght. Desde entonces, se ha convertido en una de las más importantes fundaciones de arte contemporáneo de Francia y se encuentra entre las principales instituciones culturales del mundo. 

La Fondation Maeght no es un museo. Establecida en 1964 por Aimé y Marguerite Maeght, una pareja de visionarios editores y marchantes de arte que representaron y entablaron amistad con algunos de los artistas más importantes de la época. La fundación nace del deseo de crear un lugar de diálogo y diversión donde presentar el arte moderno en todas sus formas y donde los artistas pudieran crear, intercambiar ideas y exhibir su obra.

El arquitecto Josep Lluís Sert (Barcelona, 1902-1983) había diseñado en Palma de Mallorca un amplio e impresionante estudio para Joan Miró. Fue esa arquitectura escultórica la que llevó a Aimé Maeght, galerista y editor de Miró desde 1947, a confiar en Sert para su gran proyecto: la creación de la primera fundación privada dedicada a las artes visuales en Europa.

Escondida entre las colinas y los pinos de Saint-Paul-de-Vence, Sert diseñó La Fondation de la mano de los Maeght y varios artistas, dando vida a algunos de sus elementos principales: el laberinto Miró, el Tribunal Giacometti, las salas envueltas por patios, la vidriera de Braque, las terrazas, la biblioteca, el campanario para la capilla y la casa estudio.

Fue como humanista que Sert desarrolló su concepto de ‘arquitectura de pueblo’, una arquitectura que siempre estuvo más cerca de los creadores, de la gente y de la naturaleza que de la gran racionalización y de la industria. Un conjunto arquitectónico compuesto por paredes de ladrillo rojo, muros blancos, pasillos luminosos y suelos de cerámica donde contemplar el arte en las mejores condiciones bajo la luz del mediterráneo. Un lugar donde celebrar la vida y la belleza.

La Fondation Maeght actualmente alberga una de las mayores colecciones de arte moderno de Europa, con pinturas, esculturas, dibujos y obras gráficas de grandes figuras del siglo XX, como Alexander Calder, Barbara Hepworth, Marc Chagall, Wassily Kandinsky y Fernand Léger; junto con obras de artistas contemporáneos y de posguerra, como Eduardo Chillida,  Anna-Eva Bergman, Joan Mitchell y Antoni Tàpies.

“No es de ninguna forma un palacio, no es un lugar de decoración, tampoco es un museo. Es una cosa para la historia del espíritu”.

André Malraux.

Fotografía Eia Sánchez