Chidy_Wayne_ilustrador_artista_productor_entrevista_Slowkind_foto–destacada
Chidy Wayne – El gesto como lenguaje.
Dirección de Arte, Fotografía, Storytelling

Ilustrador, DJ y productor musical, Chidy Wayne explora su lado creativo de manera multidisciplinar. Entre sus clientes se encuentran grandes marcas como Tom Ford, Mango, Nike o Rowse. Tras recibir encargos más comerciales, actualmente está volcado en la realización de su obra más personal sobre lienzo.

Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_06
Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_05

Siempre te gustó dibujar. Ahora bien, ¿cuál es el primer recuerdo que tienes frente a un folio en blanco con el ceño fruncido?
En la escuela siempre gustaban mis dibujos y sí, desde pequeño disfrutaba con el lápiz sobre el papel. La primera vez que sentí que podía creer en lo que dibujaba fue cuando mi padre me compró una libreta y me dijo que hiciese un cartel para las Fiestas de la Magdalena de Castellón, donde crecí. Debía tener unos siete años. En esa época ya todas mis libretas del colegio estaban llenas de dibujos al margen de los apuntes de clase. Es más, recuerdo que en 2º de B.U.P la superficie de mi pupitre estaba llena de dibujos. Recuerdo que mi profesora me dijo: “Me gusta, pero tienes que borrarlos. Son las normas”.

El Arte ha sido siempre crucial para ti
Desde esa época adolescente hasta los 22 años, cuando me vine a Barcelona y empecé mis estudios en Diseño de Moda, dejé de dibujar. No fue por nada en concreto, la vida típica de un adolescente y de quien estudia, por seguir el camino de su entorno, una carrera que no está vinculada a las Bellas Artes. De repente, estudiando en el Istituto Europeo di Design (IED), me fui nutriendo de revistas extranjeras donde el dibujo estaba presente y, sobre todo, tuve un catalizador del retorno a mi pasión por el dibujo, mi profesor Berto Martínez.

Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_08

Tus estudios en moda, posteriores a Licenciarte en Fashion Design, te llevaron a vivir una temporada en Nueva York
Terminé mis estudios de Moda y empecé con mis colecciones de prenda masculina. Se vendían bien y alternaba ese trabajo con mis dibujos para libros didácticos que me encargaban o que proponía yo sobre el retrato o la gestualidad en el mundo de la moda. Estuve presente en un par de ediciones de El Ego, en la pasarela Cibeles, en Madrid. Gané también entonces el premio de la Mustang Fashion Week, una iniciativa que en esa época tenía un peso importante en el circuito del diseño independiente. Me fui a Nueva York y allí aprendí mucho, pero lo más importante todavía se estaba fraguando en mi interior.

¿Cómo nacieron tus obras más personales sobre lienzo?
Nada fue de hoy para mañana. Como todo verdadero aprendizaje humano requiere de su tiempo, de un fade off para luego vivir un fade in. Al regresar de Estados Unidos, a pesar de que seguía con encargos, sentía que debía explorar mi faceta artística a partir de temas que me suscitaban interés y a los que no daba la oportunidad que merecen, que es lo que estoy haciendo ahora.

¿Pero no hubo ningún pistoletazo de salida?
Sí, si lo hubo. Tras haber trabajado junto a Berto Martínez, plasmando la psicología del juego de los futbolistas de la era Guardiola del F.C. Barcelona en una colección para Nike, y realizando encargos para empresas tan dispares entre ellas como The Macallan, Tom Ford o Rowse, hace un par de años me hicieron un pedido particular que requirió que me apartase totalmente por un pequeño periodo de tiempo de mi trabajo comercial. El cliente me dijo: “Quiero una obra tuya, no un retrato, sino algo que nazca de ti”.

Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_15
Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_01

¿Qué te hizo visualizar a nivel creativo ese encargo?
Reflexionando vi que ya había hecho algo parecido, la obra no iba a nacer de cero. Desde que empecé a ilustrar muy joven sabía que quería contar algo más. Pero no sabía cómo contarlo, a nivel de técnica, ni qué contar, a nivel de motivo. Pero también sabía que el Arte era algo que si lo desarrollaba me iba a acompañar toda la vida y que tampoco debía tener prisa. Dejé que el tiempo y la experiencia fuesen creando a fuego lento mi forma de entender el Arte, de plasmarlo y de contarlo. Ese encargo fue casuístico, pero cristalizó esa estalactita que, poquito a poquito, se había ido creando dentro de mí para dedicarme a lo que sigo haciendo con entusiasmo hoy.

¿Y cómo fue el proceso creativo?
En ese momento hice un recorrido mental por mi trabajo. Pensé en cómo quería mostrarme y fue con dos manos. Y de ahí he seguido esa línea artística: las preguntas universales que uno se hace a sí mismo, la mano como un espejo. ¿Quién soy ante la nada? ¿Qué siento? Yo que había hecho tantos retratos, vi qué ese dibujo era tomar la mano como el espejo más íntimo de cada uno. Era un retrato, pero uno que interroga y analiza los conflictos internos.

Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_03
Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_02

Porque tienes otras series de dibujos, La pugna o, la recién empezada, El Super Ego.
Así es, más allá de la serie Ego, en referencia a su significado griego, el Yo, tengo una serie de dibujos en los que la misma persona se enfrenta a sí mismo. Son esos miedos irracionales, esos sentimientos que cuestionan todo lo que hemos podido o querido creer. Asimismo, acabo de empezar estos dibujos que son una superposición de manos, haciendo referencia a las múltiples facetas que uno puede representar de uno mismo, porque no somos la misma persona con nuestra pareja, con nuestra familia, en el trabajo, en soledad, en una situación de riesgo…

¿Quiénes son tus referentes?
Me remontaría al París de principios del siglo XX con Toulouse-Lautrec, Jean Cocteau o incluso Picasso. Pero si tengo que decir un nombre sería el del ilustrador italiano de moda René Gruau. En el siglo XX poca gente dominaba el dibujo como él, con un trazo de lo más fino hasta que, retorciendo el mismo pincel, lograba algo más grueso, más exagerado. ¡Me fascina!

Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_12
Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_11
Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_00

A diferencia de tus ilustraciones de moda, en tu obra personal evitas el color.
Sí. Entiendo el color como una herramienta que facilita llevarte a un estado de ánimo. Como en mi obra personal busco ir a lo esencial de la mente humana, prefiero evitarlo y uso más el lápiz, el carboncillo y, para las obras de gran formato, el acrílico o los pasteles de aceite. Quiero centrarme en lo esencial, lo que no necesita el color como lo hace el trabajo más publicitario.

¿Haces lo mismo cuando produces música? Ahora incluso has hecho la música del Fashion Film de la firma femenina de prêt-à-porter eikō ai.
Podría establecerse esa analogía con la música: del dibujo con lápiz a la música puramente instrumental. Cuando produzco música me cuesta generar las emociones con voz, no con los instrumentos. Siempre he querido hacer la música como pinto y pintar como hago la música. Soy una persona multidireccional, no puedo hacer solo una cosa. Es por ello que profesionalmente puedo ofrecer un abanico amplio, pero quiero controlar que todo lo que es fruto de mi mente y de mis manos diga lo mismo.

Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_13
Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_07
Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_04
Chidy_Wayne_ilustrador_aritsta_productor_entrevista_Slowkind_14

Entonces, ¿la voz se equipara al color?
Sí, quizás la voz es el color para mí. La voz que no pongo en la música es el color que no pongo en mis obras personales, porque de lo que yo estoy hablando no necesita esa “ayuda”. No necesitaría color ni voz en una canción. Imagino que me conecta con mi ser de pequeño, yo ya escuchaba mucho jazz y me hizo apreciar un tipo de emociones más intensas que para mí no necesitaban la voz. Ofrezco algo que es como pintura instrumental. Trabajo produciendo música electrónica, como la que he hecho para eikō ai. No he tenido formación en música, pero con Youtube empecé a aprender como producir los sonidos de cajas de ritmos, sintetizadores, samplers…

¿Cómo sería un proyecto tuyo completo de dibujo y música?
Un disco, con mi música y la portada con una mano que invite a reflexionar sobre la existencia humana y nuestro papel en ella. Sería el resultado de haber ido a la raíz de lo que quiero expresar como artista.

chidy_wayne_ilustrador_artista_productor_entrevista_slowkind_contenidos_digitales_editoriales
Queremos agradecer a Chidy Wayne el tiempo que nos ha dedicado para poder realizar esta entrevista.
Podéis descubrir más sobre él en chidywayne.com.