HISTORIAS
Addenda Architects – Proyectar el nuevo museo de la Bauhaus.

Nos presentamos en el estudio de Addenda Architects dos años después de haber firmado el contrato para la construcción del nuevo museo de la Bauhaus en la ciudad alemana de Dessau. Muy lejos de querer presumir, se muestran orgullosos y humildes a partes iguales. Ganar un concurso de tal magnitud no ha cambiado en nada a estos cinco jóvenes arquitectos. Ellos son José Zabala, Roberto González, Anne Hinz, Arnau Sastre y Cecilia Rodríguez. Discretos, tímidos, cultos. Pero lo que más me impresiona de ellos es el profundo respeto que tienen entre sí. No se interrumpen ni se corrigen en ningún momento, se escuchan de verdad, se tienen en cuenta de verdad, hablándose despacio y con mucha serenidad. Ahora lo entiendo todo.

 

addenda-architects-entrevista-slowkind-arquitectos-seleccionados-par-realizar-el-nuevo-museo-bauhaus-en-dessau-foto-destacada

 

Habéis conseguido un éxito sin precedentes, ganar el concurso para el proyecto del nuevo museo de la Bauhaus en Dessau desbancando a más de 800 estudios de arquitectura de todo el mundo. ¿Cómo lo vivisteis? ¿Es un sueño hecho realidad?
Lo vivimos con mucha excitación, fue increíble cuando llegó la llamada, nos costó un tiempo asimilarlo. Ganar un concurso internacional para una institución de esta importancia es un sueño que nunca piensas que vayas a conseguir, sinceramente no es algo que tengas como objetivo.

¿Cómo fue el proceso, desde el momento en que se abre el concurso internacional hasta que ganáis el proyecto? ¿Addenda, tal como es hoy, surge de esa ilusión?
Así es. Fue un proceso de casi un año, en tres fases. Nos presentamos ochocientos equipos y en una primera fase seleccionaron a treinta, de los que, meses más tarde, quedamos solo dos: un despacho de Nueva York y nosotros. Hace unos años hubiese sido prácticamente imposible que un estudio de nuestras características ganase un concurso de esta magnitud.

¿Vivimos una realidad global que nos brinda más y mejores oportunidades que antes? ¿Ahora es más fácil conseguir reconocimiento?
Ahora es incluso más complicado que antes. Hoy en día hay más oportunidades para presentarte a los concursos internacionales, pero la esperanza de ganar es menor. La información llega a todas partes y por lo tanto, las convocatorias son más multitudinarias, que es lo que está pasando con los concursos interesantes. Es una sociedad más abierta y global pero la tecnología tiene dos caras: por un lado te facilita el trabajo y la gestión diaria, pero al mismo tiempo existe más competencia.

 

addenda-architects-entrevista-slowkind-arquitectos-seleccionados-par-realizar-el-nuevo-museo-bauhaus-en-dessau-foto-01

 

¿Qué es lo que tiene vuestro proyecto para haber sido los elegidos? ¿Habéis sabido captar mejor que los demás la estética y filosofía Bauhaus?
Ese era un tema complicado. La Bauhaus está tan presente que precisamente lo que intentamos fue abordar el proyecto abstrayéndonos y no pensando en ella. Hemos dado una respuesta clara al programa y al sitio: por un lado entendiendo que el museo tiene que ser un edificio dedicado a albergar una colección, y por otro, siendo conscientes de que su integración urbana viene dada por el uso, por lo que su levantamiento en un parque público no podía suponer un obstáculo. Esos dos gestos fueron los que nos hicieron pasar a la segunda fase.

Algo que os define es que entendéis la arquitectura como un trabajo colaborativo donde cada uno de vosotros toma un rol diferenciado. Trabajo en equipo bien entendido. ¿Quién es quién en el proyecto?
En lo práctico sí que hay un rol diferenciado, pero en lo teórico y en la discusión, estamos todos en un plano. Es un método conversacional y democrático. No podemos estar todos de acuerdo siempre, así que hay cierta flexibilidad. En función de las necesidades que van apareciendo según la fase en las que se encuentra el proyecto vamos estableciendo los roles. En estos momentos, los dos miembros del equipo que hablan alemán se están dedicando a viajar a Dessau y al contacto con el cliente, los ingenieros y las personas implicadas en el museo. Otro de nosotros está más implicado en la elección del mobiliario.

 

addenda-architects-entrevista-slowkind-arquitectos-seleccionados-par-realizar-el-nuevo-museo-bauhaus-en-dessau-foto-02

 

¿En qué fase se encuentra el proyecto en estos momentos?
Está previsto que en abril empiecen a construir la fachada pero la apertura oficial no será hasta mayo de 2019, coincidiendo con el centenario de la escuela. Nuestra idea de proyecto va más allá y no pretende imitar el estilo Bauhaus, pero se quieren conservar ciertos detalles propios de la escuela, como los interruptores originales de Hager, serie Berker, en su versión actualizada.

¿Es una forma de mantener viva la esencia y valores de la Bauhaus?
La intención es promocionar la Bauhaus del siglo XXI, novedosa, actual y sin repetir lo mismo que se hizo. Pero aunque ése es el punto de partida, es verdad que hay ciertos diseños y objetos de la Bauhaus que siguen funcionando muy bien. En ese sentido, nosotros no hemos tenido ninguna voluntad de buscar algo nuevo, pues nos ha parecido la opción más natural. No se trata de mantener una herencia por obligación o por conservar un legado, sino que realmente nos encaja y nos gusta. Amamos las cosas bien hechas y remamos a favor de la industria.

 

addenda-architects-entrevista-slowkind-arquitectos-seleccionados-par-realizar-el-nuevo-museo-bauhaus-en-dessau-foto-03

 

¿Cómo han influido en vuestra vida y en vuestro trabajo los principios de la Bauhaus?
Ahora que estamos dentro del proceso es muy difícil separar y ser realmente conscientes de las influencias que teníamos previamente al proyecto, pero sí es cierto que lo que la Bauhaus ha podido suponer al diseño o a la educación nos ha llegado de una forma casual. Es un modelo inconsciente. Son muchas las cosas que son un referente: sus principios en cuanto a la cuestión de la educación, su método colaborativo, su forma de generar los proyectos en conversación. La crítica, la idea de grupo, la idea de lo social, la idea de la arquitectura que viene de las artes y oficios, el trabajo directo en la producción de las cosas. Hacer cultura a través de lo social.

¿Cómo es el entorno urbano de Dessau y de qué forma interactuará el edificio con la ciudad y sus usuarios?
Dessau es una ciudad con poca población y que en los últimos años estaba decreciendo. A principios del siglo XX era un núcleo urbano con un importante auge industrial y por eso Gropius trasladó la Bauhaus de Weimar a Dessau. Sin embargo, con la Segunda Guerra Mundial la ciudad quedó destruida y pasó a pertenecer a Alemania del Este, empobreciéndose radicalmente hasta la caída del muro.El edificio original de la Bauhaus está en la periferia, separado del centro por las vías del tren y donde se había creado la poca vida de la ciudad. La razón por la que se eligió el solar en un parque en el centro es precisamente para recuperar esa zona que había quedado aislada. Ahora el museo conectará con la calle que te lleva a la Iglesia, a la plaza donde colocan el mercado de Navidad. Hay muchas esperanzas puestas por el alcalde y por la gente de la región para que el museo reactive ese vacío urbano. Su construcción es todo un acontecimiento para Dessau.

 

addenda-architects-entrevista-slowkind-arquitectos-seleccionados-par-realizar-el-nuevo-museo-bauhaus-en-dessau-foto-04

 

addenda-architects-entrevista-slowkind-arquitectos-seleccionados-par-realizar-el-nuevo-museo-bauhaus-en-dessau-foto-05

 

Adelantadnos algo, ¿cómo será el edificio y qué albergará exactamente?
Se puede decir que el edificio tiene dos o tres mundos. Hay una planta baja de 600 metros cuadrados expositivos donde tiene lugar toda la actividad directa con la calle. Es un ámbito central y social que dará acceso a la exposición temporal y que tiene la vocación de plaza pública completamente. A sus lados están las zonas de educación, de workshops, de eventos y de logística. Ésta última área será visible, pues hemos querido que el museo no sea un lugar distante, sino un lugar de trabajo, de experiencia y de formación al alcance de todos. Sobre ella se eleva la planta superior, lo que se conoce como la caja negra. Una enorme caja de hormigón negro y vidrio transparente de 3.500 metros cuadrados que se podrá ver desde muchos puntos de la ciudad. Es el cofre del tesoro que albergará la colección permanente de la Bauhaus en 1.500 metros expositivos. La colección la componen unas 40.000 piezas, obras importantes de los maestros de la escuela como Albers o Kandinsky pero sobre todo son archivos de la escuela: proyectos de estudiantes, objetos cotidianos, prototipos de manetas, tiradores, puertas, etc.

 

addenda-architects-entrevista-slowkind-arquitectos-seleccionados-par-realizar-el-nuevo-museo-bauhaus-en-dessau-foto-06

 

Después de este gran reto, ¿cuál es el siguiente?
Que la motivación que ha supuesto para nosotros el concurso de la Bauhaus se mantenga hasta el final de nuestra carrera. Intentar hacer cosas que nos estimulen o por lo menos, encontrar el estímulo en las cosas que hacemos. Con la Bauhaus ha sido muy fácil por ser el primer proyecto, por ser tan importante, por el programa, por la institución. El gran reto es conservar esa energía.

 

Queremos agradecer a José Zabala, Roberto González, Anne Hinz, Arnau Sastre y Cecilia Rodríguez el tiempo que nos han dedicado para poder realizar esta entrevista, que se publicó originalmente en el catálogo de Hager. Podréis saber más sobre su trabajo visitando addendaarchitects.com. 

Share Post