Home2017septiembre

septiembre 2017

Luis Sans es un personaje tan emblemático como Santa Eulalia, la tienda de moda que regenta, situada en el Paseo de Gracia de Barcelona y que lleva abierta desde el año 1843. Ha llovido mucho desde entonces y Luis ha conseguido mantener y hacer crecer el sello que le dejó su padre con tan sólo 22 años de edad. Con elegancia, saber estar y un vasto conocimiento del mundo de la moda, Luis nos abre las puertas de Santa Eulalia y nos hace sentir como en casa. Culto, ameno y muy observador, ha sido su completa dedicación y obsesión por

Alejandra Coll es el alma de Asilvestrada, proyecto profesional cuyo objetivo es acercar la naturaleza a las personas. Los andares de su perrita Uva evocan autenticidad y pasión en cada paso que da y la verdad es que no es de extrañar viéndola a ella. Alejandra tiene una manera de hacer las cosas admirable y tremendamente apetecible; detrás de una constante dedicación se respira cierta ligereza e improvisación. En nuestro encuentro pudimos verla en su máximo esplendor. Lejos de ser una entrevista formal, después de pasar un buen rato juntas hablando de plantas, fuimos espectadores de un momento de trabajo.

María Macaya es yogui, multifacética y rebosa energía. Nació en Madrid y tras haber pasado por un sinfín de lugares lleva 3 años instalada en Barcelona. A pesar de haber estado antes en la ciudad, decidió llegar como si fuera la primera vez, sin expectativas, dejándose sorprender y descubriéndola de nuevo. Conoció el yoga casi por casualidad y desde entonces, ha convertido esta disciplina en su modo de vida. Además de impartir clases de Jivamukti Yoga, ha creado la Fundación Radika, cuyo propósito es ofrecer el yoga como terapia complementaria a personas con trastornos mentales.           ¿Qué es lo que destacarías de

El estudio de Joan Gaspar es un pequeño secreto de Barcelona. Un espacio íntimo resguardado del bullicio de la ciudad donde se respira una actividad distinta. Los prototipos y piezas del diseñador configuran un espacio de dos niveles, donde conviven mesas de despacho, reunión y taller de una forma fluida. El pasado está presente en el espacio, donde los indicios de una actividad anterior quedan revelados por las cicatrices de una distribución anterior. Las múltiples miniaturas de sillas, dan una dimensión doméstica a las baldas de la estantería donde conviven con libros, catálogos y proyectos. En definitiva, un lugar que habla por